Desde hace más de 50 años, inició operaciones la flota camaronera de arrastre.  Sin embargo, el incremento insostenible del esfuerzo pesquero aunado a la naturaleza destructiva de este arte, que consiste en arrastrar redes por el fondo del mar que atrapan todo a su paso, ha llevado al colapso de la pesquería.  Además, el impacto de este tipo de pesca tiene repercusiones en la pesca artesanal, e inhibe esfuerzos que se realizan por proteger tortugas en las comunidades costeras del país.

Camarones:  La producción nacional de camarón ha descendido sostenidamente un 7.8% desde 1984, y actualmente se capturan los niveles históricos más bajos conocidos.  El valor de las exportaciones ha descendido de US$13 millones en 1984, a poco más de un US$1 millón en el 2006.  Estudios técnicos del INCOPESCA afirman que la flota está sobre dimensionada, y que es necesaria su reducción significativa.

Fauna Acompañante:  Se estima que anualmente en Costa Rica la flota camaronera descarta entre 4,000 y 6,000 toneladas métricas de fauna acompañante, suficiente para llenar unos 200 “containers” de exportación.  Esto tiene efectos nefastos sobre las poblaciones de peces que utilizan las aguas someras, como el Golfo de Nicoya, para la reproducción.

Tortugas Marinas. La flota camaronera captura unas 15,000 tortugas marinas en Costa Rica por año.  Como un arrastre de camarón dura aproximadamente 5 horas, y la tortuga tan solo puede sostener la respiración unos 90 minutos, la mayoría muere por inmersión forzosa.  Hay tecnología que mitiga este impacto, como el Dispositivo Excluidor de Tortugas DET, pero lamentablemente, hay renuencia de parte del sector para utilizarlo.  Durante los últimos años, el Gobierno de los Estados Unidos se ha negado a importar camarones procedentes de Costa Rica porque aquí no se protegen tortugas.

Areas Marinas Protegidas AMPs.  Para proteger a las tortugas marinas, se han creado AMPs en importantes hábitats como playas de anidación, donde no se restringe la pesca de arrastre.  No obstante, es común que estas embarcaciones operen en las AMPs, como el Refugio de Vida Silvestre de Ostional, provocando captura y muerte de tortugas marinas.

Impunidad. A pesar de la existencia de una Ley de Tortugas Marinas y una Ley de Pesca, las cuales exigen el uso del DET a la flota de arrastre, las autoridades son renuentes a aplicarlas.  Por ejemplo, en junio del 2004 la embarcación “Punta Guiones” fue capturada operando en la boca del Río Térraba, una zona restringida para la pesca de arrastre, sin utilizar los DETs.  A la fecha, la embarcación no ha sufrido sanción alguna.

Incentivos Perversos.  A pesar del daño provocado a las poblaciones de camarones, peces y tortugas, y al poco respeto por nuestra legislación pesquera y ambiental, la flota camaronera nacional fue “premiada” con 1500 millones de colones en combustible exonerado en el 2006.  Curiosamente, como se puede observar del gráfico adjunto, durante el 2005 se otorgó la mitad de esa cantidad a la misma flota.  En otras palabras, entre más maltrecha se encuentre la pesca de camarón, a raíz de la sobre pesca y la mala administración de la pesquería, son más los incentivos perversos que reciben los camaroneros.  Embarcaciones como el “Punta Guiones”, que han sido sorprendidos violando flagrantemente la Ley, gozan de estos incentivos.

Es necesaria una reforma total a la pesquería de arrastre.  La política de conservación y manejo nacional de los recursos marinos se debe enfocar hacia:

  1. Una reducción de al menos un 70% de la flota de arrastre.  El Golfo de Nicoya y el Golfo Dulce deben quedar vedados permanentemente a la pesca de arrastre.  Los barcos que quedan deben operar a más de 3 millas de la orilla, y tener presencia obligatoria de un observador independiente a bordo.
  2. La eliminación INMEDIATA de los incentivos perversos.  Prolongar los efectos negativos de una industria moribunda, sin sentido económico ni ecológico, resulta contrario a la defensa del interés público.
  3. La conversión de la flota camaronera de arrastre a una flota atunera.  Actualmente, a pesar de ser garantes de una de las Zonas Económicas Exclusivas más ricas de la región en recursos atuneros, nuestro país carece de una flota atunera.  Como resultado de esta desventaja, la nación prácticamente regala su atún a las flotas extranjeras.  Los fondos ahorrados en combustible exonerado se pueden utilizar con este fin.
  4. La promoción de una certificación de pesca responsable de camarón.  Existen diferentes métodos para pescar camarón responsablemente, en particular la pesca de camarón artesanal utilizando malla de 3 pulgadas.  Una certificación permitiría al consumidor identificar y preferir los camarones capturados con artes de pesca responsables.

¿QUE  PUEDES  HACER?

APOYA  TODAS  LAS  GESTIONES  POR  LOGRAR  UNA  PESCA  DE  CAMARÓN  RESPONSABLE  EN  COSTA  RICA.

Firma la petición al Sr. Presidente Oscar Arias Sánchez, en el cual se hace un llamado a promover una pesca responsable de camarón y proteger de esta manera la biodiversidad marina de Costa Rica.  Distribuya la carta entre sus amigos y familiares.  ¡Consiga todas las firmas que puedas!

Además, cuando consuma camaroneros, muestra tu preocupación a los dependientes del negocio, y de ser posible, prefiere siempre camarones capturados artesanalmente.

campana_camaron_es

Share it! / ¡Compartir!