Nueva investigación dirigida por investigadores de la Universidad de Victoria es fuente de serias preocupaciones sobre la capacidad de las áreas marinas protegidas (AMPs) en brindar protección efectiva a especies icónicas de amplio rango de distribución, como los tiburones y las rayas.

Cardumen de tiburones martillo en la Isla del Coco.

Cardumen de tiburones martillo en la Isla del Coco.

El estudio, publicado en Conservation Biology, investigó los registros a lo largo de 21 años sobre los avistamientos de tiburones y rayas en el Parque Nacional Isla del Coco, Sitio de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

La Isla de Coco está rodeada de un sistema extensivo de arrecifes de coral y montes submarinos, y yace donde ocurre la confluencia de varias de las principales corrientes oceánicas, lo que resulta en una biodiversidad excepcional. Goza de reconocimiento entre buzos como uno de los mejores lugares del mundo para ver grandes cantidades de tiburones y rayas.

Sin embargo, ¿se puede considerar a la Isla del Coco como un ejemplo exitoso de conservación, o es meramente un “parque de papel”, donde no se hace un manejo de las metas de conservación, ni se hacen cumplir? Para averiguarlo, un equipo de investigación de la Universidad de Victoria (Uvic) y Mark Myers, Profesor de Biología de la Universidad del Norte de Iowa, trabajaron arduamente para analizar una base de datos que comprendía 1.4 millones de avistamientos de tiburones y rayas, elaborada durante buceos dirigidos por Undersea Hunter, una compañía local de buceo. “En una región donde se carece de datos pesqueros y censos de investigación, los registros del Undersea Hunter nos brindaron una ventana para estudiar como los tiburones y las rayas han cambiado a lo largo de dos décadas en esta reserva marina, aislada y única en el ámbito global.

Los resultados revelan grandes disminuciones para 8 de las 12 especies más comunes de tiburones y rayas. “Las especies más grandes, como los tiburones martillo y las manta rayas, simplemente entran y salen de las áreas protegidas como parte de sus patrones migratorios naturales,” dijo Easton White, coautora del estudio y estudiante UVic Fullbright en el momento. “Necesitamos pensar más allá de áreas protegidas localizadas si queremos frenar las disminuciones de estas especies de amplio rango de distribución.”

Como los tiburones y rayas de menor de tamaño que están asociados a los arrecifes de coral tienden a quedarse dentro de las aguas protegidas de la Isla de Coco, se esperaría que las mismas estarían mejor protegidas. Sorpresivamente, no fue así, pues el estudio encontró que especies como el tiburón punta blanca de arrecife y la raya gavilana están disminuyendo dentro del área marina protegida. “Lo más probable es que estas especies están sufriendo por la falta de cumplimiento de las regulaciones en el área protegida,” dijo Julia Baum, Bióloga de la UVic y coautora del estudio.

“Los tiburones y las rayas están pagando los platos rotos tanto por la pesca ilegal dentro del área protegida como por la sobrepesca rampante fuera del área protegida, lo cual ocurre a lo largo del Pacífico Tropical Oriental,” añadió.

Para más información:

Julia Baum (Department of Biology) at 250-721-7146(w), 250-858-9349 (c) or baum@uvic.ca

Easton White (formerly UVic Fulbright student, now PhD student, University of California, Davis) at 480-  203-7931 or eawhite@ucdavis.edu

Erin King (Faculty of Science Communications) at 250-721-8745 or scieaco@uvic.ca

Para información en Costa Rica: Randall Arauz, PRETOMA. 8344-3711

Síganos en Twitter: @uvicnews

UVic media relations & services: www.uvic.ca/communicationsmarketing/media

Share it! / ¡Compartir!
    AndyNoticias
    Nueva investigación dirigida por investigadores de la Universidad de Victoria es fuente de serias preocupaciones sobre la capacidad de las áreas marinas protegidas (AMPs) en brindar protección efectiva a especies icónicas de amplio rango de distribución, como los tiburones y las rayas. El estudio, publicado en Conservation Biology, investigó los...