Embarcación fue sorprendida arrastrando sus redes en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caletas-Arío (RNVSCA), en abril del 2009.

(7 de agosto, 2013 – San José, Costa Rica)

Foto Sonia J

Fotografía de la embarcación “Sonia J”, 17 de abril del 2009, 19:52 horas, posición 09.69162º N, 85.30670º O, realizando pesca de arrastre de camarón en las aguas protegidas del Refugio Nacional de Vida Silvestre Caletas-Arío

El Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) ordenó a Nelson Marín, director del Área de Conservación Tempisque (ACT), realizar la valoración económica correspondiente al daño ambiental causado por la embarcación camaronero Sonia J.  Dicha valoración consiste en indicar la totalidad de lo capturado por la embarcación, presumiendo que la totalidad de la captura se pescó de forma ilegal dentro del RNVSCA (http://www.pretoma.org/wp-content/uploads/2013/08/Expediente.tiff).

Evidencia en video:  http://www.youtube.com/watch?v=y1Vi-o0zDMU

Este caso de pesca ilegal acumula ya más de cuatro años sin repercusiones legales para los infractores.  El 17 de abril del 2009, “Sonia J” fue sorprendida arrastrando sus redes en las aguas protegidas del RNVSCA.  El 6 de mayo siguiente PRETOMA, una organización costarricense de conservación marina,  acudió simultáneamente al Órgano Director de Procedimiento Jurídico Pesquero del Instituto Costarricense de Pesca (INCOPESCA) y al TAA,  aportando como prueba fotografías, grabaciones en video, testigos presenciales, y puntos GPS.

Posición del “Sonia J”

Casi tres años después, por recomendación del Órgano Director a la Presidencia Ejecutiva de INCOPESCA, el caso del SONIA J fue archivado, pues según el mismo existían dudas “razonables” sobre la posición de la embarcación (ODPA-RLP-PA-002-2011).  El abogado defensor del SONIA J, durante audiencia convocado por el Órgano Director el 2 de diciembre del 2009, fue nada menos que el Lic. Alvaro Moreno, Vice Presidente de INCOPESCA, quién precisamente cuestionó la precisión del moderno GPS Garmin.

“Afortunadamente, el caso sigue abierto en el TAA,” expresó Mariano Castro, de PRETOMA.  “Es necesario estudiar este caso con las diferentes autoridades del gobierno, pues si los responsables por pesca ilegal no son debida y prontamente castigados, será difícil desalentar más pesca ilegal en el futuro,” aseguró Castro.

“El Refugio Nacional de Vida Silvestre Caletas-Arío fue declarado precisamente por la necesidad latente de proteger de las embarcaciones camaroneras a la gran biodiversidad marina y las 4 especies de tortugas marinas (baula, lora, carey, verde) presentes en la zona” destacó Randall Arauz, PRETOMA.  “Las comunidades costeras de Nandayure hacen lo suyo por utilizar sosteniblemente sus recursos marinos, entre los que se destacan las tortugas marinas y los pargos manchado, por lo que es necesario eliminar estas actividades ilegales que tanto daño social y ambiental,” sentenció Arauz.

Share it! / ¡Compartir!
    Randall ArauzComunicados de Prensa
    Embarcación fue sorprendida arrastrando sus redes en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Caletas-Arío (RNVSCA), en abril del 2009. (7 de agosto, 2013 - San José, Costa Rica) El Tribunal Ambiental Administrativo (TAA) ordenó a Nelson Marín, director del Área de Conservación Tempisque (ACT), realizar la valoración económica correspondiente al daño...