Empresaria Kathy Tseng Chang en el banquillo de los acusados

(11 de marzo, 2014 – San José, Costa Rica).

Este miércoles 12 de marzo, en el Tribunal de Juicios de Puntarenas, se llevará a cabo la continuación del juicio por aleteo contra la empresaria Kathy Tseng Chang, (expediente N° 11-203870-431-PE). El caso se remonta al 28 de Setiembre del 2011, cuando la empresaria intentó descargar 652 aletas de tiburón, adheridas a los espinazos. (Segun pericia Biológica numero 3551-ZOO-BIO-2011, las aletas NO estaban adheridas naturalmente a un vástago).

El caso fue descubierto por el Servicio Nacional de Aduanas de Costa Rica y fue presentado por el Jefe de la Oficina Central Nacional de Interpol (OCN) en San José como una nueva modalidad de aleteo, durante la segunda reunión del Grupo de Trabajo de Interpol sobre Delitos Pesqueros, que comenzó en Nairobi, Kenia, el lunes 4 de noviembre del 2013.

La organización costarricense Pretoma, que ha liderado una campaña contra el aleteo de los tiburones desde hace más de 10 años, hace un llamado a las autoridades para asegurar que este delito se castigue debidamente.

“Hay que recordar que las autoridades pesqueras nacionales han sido sumamente permisivas con los empresarios taiwaneses involucrados en actividades de aleteo”, advirtió Randall Arauz, de Pretoma.”Incluso no han temido caer en el ridículo internacional, y tan solo ha sido posible revertir sus torcidas políticas por medio de la Contraloría, la Procuraduría, y la Sala Constitucional”.

Pretoma informará debidamente a la opinión pública sobre el desarrollo de los eventos judiciales.

Aletas de tiburón adheridas a los espinazos

El nuevo arte del aleteo

Share it! / ¡Compartir!
    Asociación PretomaComunicados de Prensa
    Empresaria Kathy Tseng Chang en el banquillo de los acusados (11 de marzo, 2014 - San José, Costa Rica). Este miércoles 12 de marzo, en el Tribunal de Juicios de Puntarenas, se llevará a cabo la continuación del juicio por aleteo contra la empresaria Kathy Tseng Chang, (expediente N° 11-203870-431-PE). El...