Estudios realizados con la flota palangrera de dorado en Costa Rica, demostró que aunque la captura de tortugas era sumamente alta, la mortalidad era casi 0. Sin embargo, en el momento de liberar a las tortugas se inflingen daños que podrían resultar mortales.Yonat Swimmer y Richard Brill, investigadores de la Universidad de Hawai que desarrollan métodos para mitigar el impacto de las pesquerías de palangre sobre las tortugas marinas, se interesaron en las oportunidades que ofrecía Costa Rica para estudiar la mortalidad post captura de tortugas: la presencia de una pesquería donde se capturan muchas tortugas, una flota palangrera abierta y dispuesta a colaborar (Papagayo Seafood y Nutria Marina S.A.), y un grupo de investigación nacional con experiencia en la problemática de la captura incidental de tortugas marinas, PRETOMA.

Para fines de este estudio, se decidió marcar con rastreadores de satélites a tortugas marinas capturadas durante la operación de palangre, que tuvieran el anzuelo alojado profundamente en la garganta. Además se marcaron tortugas de control que nadaban libremente.

Los rastreadores utilizados son conocidos como “pop up”. Registran la información sobre profundidad, temperatura, y posición geográfica, para determinar patrones migratorios y sus ambiente físicos asociados. Además, esta información puede proveer la base para mejorar las políticas de manejo, así como la aceptación de las mismas de parte de los pescadores.Los resultados preliminares de esta investigación fueron presentados durante el 2do Foro Internacional de Pescadores, en Honolulu, Hawaii, Noviembre del 2002. Si desea citar estos resultados preliminares, debes citar la fuente como:

Swimmer, Y., R. Brill, R. Arauz, L. Mailloux, M. Musyl, K. Bigelow, A. Nielsen, and J. Sibert. 2002. Use of pop up archival satellite tags to quantify mortality of marine turtles incidentally captured in longline fishing gear. 2nd International Fishers Forum, November, 2002. Western Pacific Fisheries Council. Honolulu, Hawaii.

Desde Noviembre del 2001, han sido marcadas 9 tortuga marinas (tortugas lora y tortugas verdes del Pacífico) con los rastreadores “pop up”. Seis fueron marcadas después de haber sido capturadas por un palangrero, con el anzuelo alojado profundamente en la garganta, mientras que se marcaron tres tortugas de control, capturadas mientras nadaban libremente. Las tortugas mantuvieron las marcas puestas entre 6 y 8 semanas, muy por debajo del tiempo esperado de un año.

Estas son las rutas más probables de las 3 tortugas lora de control, en base a los datos brutos proporcionados y considerando las estimaciones de error. Los patrones de buceo diurnos de una tortuga lora de control muestra que normalmente una de estas tortugas puede descender más de 250 metros (900 pies).

Estas son las rutas más probables de 2 tortugas lora capturadas por palangreros con el anzuelo alojado profundamente en la garganta, y liberados. Los patrones de buceo diurnos de una de estas tortugas lora capturadas con anzuelos alojados profundamente en la garganta muestra que la misma tan solo desciende unos 90 metros (300 pies).

Actualmente se estudian diferentes métodos para fijar el rastreador de satélites en el caparazón. Además, se planea estudiar la eficiencia de dispositivos diseñados para remover los anzuelos de la tortugas para mitigar el daño.

Share it! / ¡Compartir!