Puedes mostrar su apoyo a la campaña por promover una pesca responsable de camarón de tres maneras.

  1. Puedes leer la carta a continuación, y si estás de acuerdo, envíe una nota a info@pretoma.org con su nombre completo y número de cédula o pasaporte, diciendo que apoya el llamado al Presidente Oscar Arias por promover una pesca responsable de camarón. Su nombre quedará añadido a una carta con firmas masivas.
  2. Puedes descargar aquí una carta al Presidente Dr. Oscar Arias Sánchez en formato pdf, imprimirla y enviarla por FAX a la Casa Presidencial al (506) 253 9078.
  1. Puedes simplemente copiar la carta a continuación y enviarla personalmente desde su dirección de correo electrónico a presidente@casapres.go.cr

Por favor, si optan por cualquiera de las últimas dos opciones, no olviden enviar una copia del FAX o mensaje electrónico a PRETOMA (FAX 236-6017, email: info@pretoma.org )

GRACIAS POR SU APOYO

UN LLAMADO DE LA SOCIEDAD CIVIL COSTARRICENSE AL PRESIDENTE DR. OSCAR ARIAS SANCHEZ, PARA QUE PROMUEVA UNA PESCA RESPONSABLE DE CAMARON

Como ciudadanos costarricenses preocupados por el futuro de los recursos marinos de nuestro país, hacemos un ferviente llamado al Dr. Oscar Arias Sánchez, Presidente de la República, para que durante su gobierno se lleven a cabo los cambios que requiere la política pesquera del país, y se promueva una pesca responsable de camarón.

Desde hace más de 50 años, se practica la pesca de camarón por arrastre en Costa Rica. La naturaleza destructiva de este arte, que captura todo a su paso, aunado a un incremento desmedido del esfuerzo pesquero, ha llevado a la industria al colapso. Los efectos de esta tragedia son evidentes en todos los ámbitos.

La producción nacional de camarones ha descendido sosteniblemente un 7% anual desde 1984. El valor de las exportaciones ha descendido de US$13 millones hace 20 años, a tan solo poco más de $US1 millón. Durante la pesca de camarón, se descartan entre 4,000 y 6,000 toneladas métricas de fauna acompañante, la cual es constituida en su gran mayoría por peces. Además, se capturan unas 15,000 tortugas marinas por año, la mayor parte de las cuales muere por inmersión forzosa.

El Estado ha promovido una serie de políticas para proteger algunos recursos marinos de la actividad camaronera, como la exigencia de utilizar Dispositivo Excluidor de Tortugas durante las operaciones de arrastre, o la creación de Areas Marinas Protegidas (AMPs) en hábitats críticos donde se restringe esta actividad. Lamentablemente, el Gobierno de los EEUU ha aplicado tres embargos comerciales contra el camarón costarricense, pues la industria local no protege tortugas. Además, son constantes las denuncias por la incursión de embarcaciones camaroneras en AMPs y la aparición de tortugas muertas en las playas.

Lo más lamentable es la falta de voluntad de las autoridades de tomar medidas concretas al respecto. La embarcación de arrastre “Punta Guiones”, sorprendida en junio del 2004 “in fraganti”, operando sin DETs en la boca del Río Térraba (AMP de gran importancia para a crianza de peces), goza en este momento de impunidad total.

Sin embargo, lo más inexplicable, son los jugosos incentivos estatales para perpetuar esta nefasta actividad. En el 2006, el Estado subvencionó a los camaroneros con US$3 millones, mientras el sector exportó tan solo US$1 millón.

A todas luces, la actividad camaronera es una industria moribunda, que ha creado gran impacto negativo sobre la sosteniblidad económica y ecológica de la zona marino costero de la cual dependen miles de costarricenses, y que se ha sostenido gracias a los incentivos perversos del Estado. Claramente, la actividad afecta el derecho constitucional de todos los costarricenses a un ambiente marino sano.

Es por esto que hacemos este llamado al Presidente Dr. Oscar Arias Sánchez para que interponga sus buenos oficios y que durante su administración se lleve a cabo una reforma total a la pesquería de arrastre. La política de conservación y manejo nacional de los recursos marinos se debe enfocar hacia:

  • Una reducción de al menos un 70% de la flota de arrastre. El Golfo de Nicoya y el Golfo Dulce deben quedar vedados permanentemente a la pesca de arrastre. Los barcos restantes deben operar a más de 3 millas de la orilla, y tener presencia obligatoria de un observador independiente a bordo.
  • La eliminación INMEDIATA de los incentivos perversos. Prolongar los efectos negativos de una industria moribunda, sin sentido económico ni ecológico, resulta contrario a la defensa del interés público.
  • La conversión de la flota camaronera de arrastre a una flota atunera. Actualmente, a pesar de ser garantes de una de las Zonas Económicas Exclusivas más ricas de la región en recursos atuneros, nuestro país carece de una flota atunera. Como resultado de esta desventaja, la nación prácticamente regala su atún a las flotas extranjeras. Los fondos ahorrados en combustible exonerado se pueden utilizar con este fin.
  • La promoción de una certificación de pesca responsable de camarón. Existen diferentes métodos para pescar camarón responsablemente, en particular la pesca de camarón artesanal utilizando malla de 3 pulgadas. Una certificación permitiría al consumidor identificar y preferir los camarones capturados con artes de pesca responsables.

Estas medidas enaltecerán la imagen internacional de Costa Rica, y serán beneficiosas para los recursos marinos y las comunidades costeras que dependen de un ambiente marino equilibrado para sobrevivir.

Sin otro particular

Share it! / ¡Compartir!