(San José, Costa Rica – 17 de mayo, 2011)

Embarcación  Beliceña Hung Chi Fu 68, en el muelle de la Terminal Pesquera de San Juan del Sur, Nicaragua.  30 de abril, 2011.

Embarcación Beliceña Hung Chi Fu 68, en el muelle de la Terminal Pesquera de San Juan del Sur, Nicaragua. 30 de abril, 2011.

Imposibilitados de continuar con la descarga de cientos de toneladas de aletas de tiburón en Costa Rica por año en sus muelles privados, ahora la flota extranjera descarga sus alijos de aletas en Nicaragua.  Con gran preocupación, organizaciones ambientalistas Nicaraguenses han advertido sobre la situación a las autoridades del Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARENA), el Ministro del INTUR, y el Viceministro de la PESCA, pero aún no han obtenido respuesta.

 

El pasado 30 de Abril La embarcación de bandera de Belice Hung Chi Fu 68 fue fotografiada mientras descargaba sus productos en San Juan del Sur, Nicaragua.  Esta misma embarcación, otrora llamada Hsin Chi Tsai #6, acostumbraba descargar sus productos en la privacidad del muelle de Mariscos Wong en Puntarenas, la misma compañía que ha denunciado al Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (Incopesca) por prohibir la descarga de sus productos en muelles privados.

 

“Tal y como ocurría en Costa Rica con el uso de los muelles privados, en Nicaragua tenemos un problema similar” denunció Fabio Buitrago, de la organización Nicaraguense Fondo Natura.  “A las personas que han querido documentar el desembarque se les ha negado el acceso a la Terminal Pesquera, tanto por agua como por tierra, y se realizan los desembarques en la noche para evitar que la gente los vea”, aseguró Buitrago.

 

¿”Qué medidas de monitoreo y observación biológica se encuentran bajo implementación para dar seguimiento a las operaciones e impacto de esta nueva modalidad pesquera para Nicaragua”? se preguntó Edgar Castañeda, reconocido ambientalista Nicaraguense.  “Nicaragua no puede permitir el aleteo, ni puede darse el lujo de deteriorar los ecosistemas marinos de los que dependen miles de pescadores artesanales,” añadió.

 

Desde 1998, la flota extranjera estableció en Puntarenas, Costa Rica, uno de sus centros de acopio de aletas de tiburón en el Pacífico Tropical Oriental.  Desde el 1 de Diciembre pasado, en cumplimiento del Reglamento Ley General de Aduanas, Costa Rica obliga a la flota extranjera a descargar sus productos en el muelle público.  Como resultado, el 2 marzo pasado la embarcación de bandera de Belice Hung Chi Fu XII fue sorprendida descargando 2000 kilos de tiburones sin aletas, y su Capitán Taiwanés Tsa Yu Jen fue condenado al pago de una multa de US$36,000.00.

 

“Sin duda alguna, la reciente condena contra el Capitán Taiwanés suscitó esta nueva operación de la flota extranjera en Nicaragua”, aseguró Randall Arauz, Presidente de la organización costarricense Pretoma.  “Es imprescindible una política regional contra la operación de estas flotas, pues sabemos que tanto Panamá como Belice facilitan su bandera a estos empresarios inescrupulosos, y que además realizan descargas de aletas de tiburón en Panamá, El Salvador y Guatemala”, denunció Arauz.

 

Según las denuncias, camiones con placas costarricenses reciben los productos pesqueros, pero aún se desconoce si los mismos se exportan directamente a Asia desde Nicaragua o si se importan a Costa Rica para su posterior exportación.

 

“Hago este llamado a las autoridades de Costa Rica para que realicen las investigaciones del caso y de ser necesario, que a la mayor brevedad la Presidente Laura Chinchilla prohíba mediante Decreto Ejecutivo la importación de aletas de tiburón y acabe de una vez con la imagen de país aletero que nos achaca el mundo entero por culpa de estas flotas extranjeras”, aseveró Miguel Gómez, consultor de campañas de Pretoma.

Share it! / ¡Compartir!
    Asociación PretomaComunicados de Prensa
    (San José, Costa Rica - 17 de mayo, 2011) Imposibilitados de continuar con la descarga de cientos de toneladas de aletas de tiburón en Costa Rica por año en sus muelles privados, ahora la flota extranjera descarga sus alijos de aletas en Nicaragua.  Con gran preocupación, organizaciones ambientalistas Nicaraguenses han...