• Denuncian violaciones al tratado internacional CITES

(5 de febrero, 2015 – San José, Costa Rica)

El pasado 24 de diciembre, Costa Rica exportó 411 kilos de aletas de tiburón martillo por un valor declarado de US$52.857, bajo condiciones que la organización costarricense PRETOMA califica como irregulares y violatorios de los compromisos adquiridos por la nación como Parte de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES).

La captura por palangreros y el comercio internacional de sus aletas amenazan la sobrevivencia del tiburón martillo

La captura por palangreros y el comercio internacional de sus aletas amenazan la sobrevivencia del tiburón martillo

Costa Rica jugó un papel protagónico durante la última Conferencia de la Partes (CoP) de CITES en Bangkok, Tailandia (Marzo 2013) donde junto a Honduras y Brasil presentó una propuesta para incluir el tiburón martillo común bajo el Apéndice II de la Convención. Esta condición no prohibiría el comercio internacional de aletas de tiburón martillo, si no que la condicionaría a la emisión por parte del país exportador de un Dictamen No Perjudicial (DNP), el cual debe garantizar científicamente que el comercio internacional permitido no es perjudicial para la especie en cuestión, y que existen mecanismos de trazabilidad que permitan garantizar cumplimiento. La propuesta fue aceptada, y se otorgó un plazo de 18 meses a las Partes para su implementación (14 de setiembre del 2104). La exportación del 24 de diciembre no cumplió con estos requisitos.

  • El país no ha elaborado un DNP. Sin el DNP, no se puede exportar productos de tiburón martillo.
  • Para superar este obstáculo, fue aprobado un DNP “provisional” por parte de INCOPESCA, MINAE y el Consejo de Representantes de las Autoridades Científicas CITES (CRACCITES), a pesar de que CITES no hace esta salvedad.
  • El DNP “provisional” es meramente una carta del INCOPESCA dirigida al MINAE, carente de información técnica o citas bibliográficas que sustenten sus alegatos subjetivos y caprichosos. En la misma, se solicita seguir permitiendo las exportaciones de aletas de tiburón martillo sin interrupción porque de todos modos se capturan pocos y además no existen datos de exportación, ignorando la razón por la cual la especie fue incluida en el Apéndice II en primer lugar.
  • A pesar de las carencias técnicas del DNP Provisional, el CRACCITES aprobó la exportación de las aletas de aproximadamente 59 tiburones martillo.
  • No se aportaron certificados que garanticen que los 411 kilos de aletas de tiburón martillo que fueron exportadas no provienen del aleteo, requisito según el Reglamento OSP-05-11 Para Prohibir la Práctica del Aleteo de Tiburón en los Países Parte del SICA de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA) y la Sala Constitucional (Expediente 11-012-968-007-CO). Para aducir que no hubo aleteo, MINAE adjunta al permiso CITES los Formularios de Inspección y Autorización de Desembarque (FIADs) emitidos por INCOPESCA, que supuestamente corresponden a las aletas exportadas y que fueron extendidas entre mayo y noviembre del 2014. ¿Cómo aducen que las aletas exportadas el 24 de diciembre corresponden a las aletas descargadas hasta 7 meses antes, si no existe un sistema de trazabilidad?

Afortunadamente, el 15 de enero el CRACCITES tomó un nuevo Acuerdo, y rechazó la solicitud por parte del INCOPESCA de prolongar la vigencia del DNP provisional por seis meses más (Acta 01-2015 CRACCITES). Lamentablemente, el daño estaba hecho.

“A pesar de que llevamos casi dos años trabajando en cercana colaboración con la plétora de instituciones públicas involucradas con el cumplimiento de CITES (MINAE, INCOPESCA, SENASA, Aduanas, Guardacostas, UNIP-UCR) así como otras ONGs para redactar un DNP basado sobre la mejor ciencia disponible, las autoridades pertinentes (INCOPESCA, MINAE, CRACCITES) simplemente decidieron ignorar este proceso” denunció Maike Heidemeyer, de PRETOMA. Según explicó Heidemeyer “la aprobación de un DNP provisional que garantiza la exportación de aletas de tiburón desde Costa Rica sin interrupción, es violatorio del Principio Precautorio, el cual dicta que cuando existan amenazas de daño serio o irreversible, la falta de completa certeza científica no será usada como una razón para posponer medidas efectivas para prevenir degradación ambiental.

“Estamos acostumbrados a estas barbaridades por parte de INCOPESCA, pero nos sentimos sumamente defraudados por las autoridades del MINAE y los miembros del CRACCITES” dijo consternado Randall Arauz, de PRETOMA. “En lugar de ser un ejemplo para el mundo al haber promovido exitosamente estos acuerdos internacionales, hemos mostrado la poca seriedad con la que realmente se toman los compromisos adquiridos en CITES, afectando lógicamente nuestra credibilidad y reputación”.

PRETOMA hace un llamado a las altas autoridades nacionales para que se investigue este caso y se castigue debidamente a los responsables, y de paso, que se prohíba la exportación de aletas de tiburón hasta que el país no haya elaborado un DNP para el tiburón martillo, ni exista un sistema de trazabilidad que garantice el cumplimiento de CITES.

Información adicional:

  • El tiburón martillo común (Shyrna lewini) está catalogado como una especie En Peligro de Extinción por la Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza (UICN), y se reconoce que su captura en alta mar por barcos palangreros y la posterior comercialización internacional de sus aletas como las mayores amenazas a su sobrevivencia.
  • La población del tiburón martillo común del Pacifico Tropical Oriental fue incluida en el Acta de Especies Amenazadas de los EEUU en agosto pasado, por lo que este país no permite su captura, comercialización, ni trasporte por sus puertos.
  • Ecuador prohibió la captura de tiburón martillo por la flota palangrera, y limita la captura de la flota artesanal a 5 individuos por faena (Subsecretaría de Recursos Pesqueros, Acuerdo Ministerial # 116.)
  • Se incluyeron dos especies más de tiburón martillo en el Apéndice II de CITES ( zygaena y S. mokarran) por su parecido físico y consecuente dificultad de distinguirlas de las aletas del tiburón martillo común.
  • El tiburón martillo común fue incluido bajo el Apéndice II de la Convención Sobre la Conservación de Especies Migratorias de Animales Silvestres (CMS) durante su última CoP el pasado noviembre, en Quito Ecuador, por iniciativa de Costa Rica y Ecuador, por lo que el país debería estar trabajando con sus vecinos de la región para detener y revertir el proceso de extinción que enfrenta la especie.
  • Costa Rica está obligada a actuar bajo el Principio Precautorio, al ser firmante de la Declaración de Río adoptada por la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre Ambiente y Desarrollo (1992) donde el mismo quedó consagrado, y por la Resolución Conferencia 9.24 de CITES, entre otros.

Para más información:

Randall Arauz, 8344 3711

Maike Heidemeyer. 8310 9813

Mariano Castro 8841 7684

Share it! / ¡Compartir!
    AndyComunicados de Prensa
    Denuncian violaciones al tratado internacional CITES (5 de febrero, 2015 - San José, Costa Rica) El pasado 24 de diciembre, Costa Rica exportó 411 kilos de aletas de tiburón martillo por un valor declarado de US$52.857, bajo condiciones que la organización costarricense PRETOMA califica como irregulares y violatorios de los compromisos...