Inician hoy restricciones CITES al comercio internacional de tiburón martillo, punta blanca oceánico, y manta rayas.

banner cites (2)Durante la última Conferencia de las Partes (Cop) de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES), realizada en junio del 2013, se incluyeron cinco especies de tiburones y todas las manta rayas en el Apéndice II. La inclusión en el Apéndice II no prohíbe el comercio internacional de una especie, sino que pretende controlarlo para evitar usos incompatibles con su sobrevivencia. Se acordó además otorgar un plazo de 18 meses a las Partes para que resolvieran cuestiones técnicas y administrativas relacionadas a la implementación de la misma, plazo que se cumple el día de hoy (14/9/2014).

Varias de las especies incluidas en el Apéndice II son de relevancia para Costa Rica. Las tres especies de tiburón martillo (el martillo común, el martillo liso, y el martillo gigante) fueron incluidas por iniciativa de Costa Rica, Honduras y Brasil. El tiburón punta blanca oceánico, con alto valor en el comercio internacional de aletas de tiburón y otrora abundante en las capturas costarricenses, es cada vez más escaso, y su comercio internacional ya está prohibido por la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT). La manta raya es común en aguas costarricenses, y aunque no se reconoce como un objetivo de la pesca, la realidad es que existe un mercado de exportación de carne de raya, cuya composición por especies se desconoce.

Estas serán las regulaciones para exportar productos de tiburón martillo, tiburón punta blanca oceánico (también conocido como perro) y manta rayas, a partir de hoy:

Según la Convención, las Partes tan solo permitirán el comercio internacional de productos de especies en el Apéndice II bajo el amparo de un Permiso de Exportación CITES emitido por la Autoridad Administrativa de CITES del país exportador. Además, la Autoridad Administrativa solo puede emitir el Permiso de Exportación amparado a un Dictamen de Adquisición Legal (DAL) que confirme la adquisición de los especímenes respetando la legislación nacional, así como a un Dictamen De Uso No Perjudicial (DUNP) emitido por la Autoridad Científica CITES, el cual garantiza que dicha exportación no ha afectado poblaciones silvestres ni ecosistemas, ni funcionará en detrimento de la sobrevivencia de la especie.

Existen además provisiones especiales cuando embarcaciones nacionales o extranjeras introducen productos pesqueros al país provenientes de aguas internacionales, una práctica conocida como Introducción Desde El Mar (IDM). En este caso, si una embarcación nacional descarga en el puerto de su Estado Bandera especies bajo el Apéndice II capturadas en aguas internacionales, la Autoridad Administrativa debe emitir un Certificado IDM, y requerir la preparación de un DUNP antes de permitir la descarga de productos. Si se trata de una embarcación de bandera extranjera que descarga en un puerto que no es su Estado Bandera, la transacción debe tratarse como una exportación, y la Autoridad Administrativa del Estado Bandera debe emitir un Permiso de Exportación, y requerir para el mismo un DUNP y un DAL.

“El comercio internacional de aletas de tiburón martillo y punta blanca oceánico constituye una de las principales amenazas para la sobrevivencia de estas especies,” señaló Randall Arauz, de la organización costarricense PRETOMA. “Esperamos que partir de hoy 14 de setiembre no se permita la exportación de una sola aleta más de estas especies que no haya cumplido con los requisitos de ley”, expresó con firmeza Arauz.

Según Andrew Bystrom de PRETOMA, la inclusión de estas especies en el Apéndice II supone nuevos retos y oportunidades para que las Partes aseguren que el comercio sea legal, sostenible, y trazable. “Esperamos que Costa Rica continúe liderando este y otros procesos internacionales para proteger especies marinas amenazadas, los tiburones amenazados del Pacífico Tropical Oriental realmente lo necesitan”.

Información adicional:

  • Un DUNP puede venir con condiciones, como el mejoramiento del manejo a través de restricciones sobre la captura y los volúmenes de exportación, o bien, la obligatoriedad de implementar sistemas de control y monitoreo para asegurar el cumplimiento de tales límites. Otra condición podría ser la necesidad de establecer un sistema de trazabilidad desde la captura hasta el consumidor.
  • El tiburón martillo es de gran interés para Costa Rica, no solo por la merma de sus poblaciones durante las últimas décadas por efecto de la sobrepesca, sino también por su gran valor turístico. En la Isla del Coco, un tiburón martillo puede generar US$82,000 en una temporada, y US$1.6 millones si se le permite vivir 35 años, considerablemente más de lo que vale un tiburón martillo capturado con fines pesqueros (US$200).
  • El tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) y el tiburón ballena (Rhincodon typus) fueron las primeras especies de tiburón en ser incluídas bajo el Apéndice II, durante la CoP XII de CITES en Febrero del 2003.

Para más información:

Randall Arauz, 2241 5227 / 8344 3711

Andrew Bystrom, 2241 5227 / 8764 4839

info@pretoma.org

Share it! / ¡Compartir!
    http://www.pretoma.org/wp-content/uploads/2014/09/banner-cites-2.jpghttp://www.pretoma.org/wp-content/uploads/2014/09/banner-cites-2-150x150.jpgAndyDestacadosComunicados de Prensa
    Inician hoy restricciones CITES al comercio internacional de tiburón martillo, punta blanca oceánico, y manta rayas. Durante la última Conferencia de las Partes (Cop) de la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES), realizada en junio del 2013, se incluyeron cinco especies de...